Tratamientos para adicciones

Volver a tener el control

Retomar el control

La característica esencial de las adicciones es la pérdida de control. Entendemos aquí por adicción tanto las adicciones a sustancias psicoactivas como las llamadas adicciones sociales como la adicción al sexo, a Internet, a las compras, etc. La persona con una adicción no tiene control sobre su conducta, hecho que se pone de manifiesto en los elementos característicos de toda adicción: 1) un fuerte deseo o un sentimiento de compulsión para llevar a cabo la conducta adictiva; 2) grandes dificultades para frenar la conducta; 3) malestar y estado de ánimo alterado cuando la conducta adictiva es impedida; y 4) persistir en la conducta adictiva a pesar de la clara evidencia de que le está produciendo graves consecuencias al individuo.

Las causas de las adicciones son muy variadas. En muchas ocasiones existen vulnerabilidades biológicas a la adicciones. En otras ocasiones son los factores psicológicos o sociales los que conducen a la adicción. Hacer una correcta evaluación del caso nos va a permitir diseñar un tratamiento personalizado, tanto a nivel farmacológico como psicológico.

La primera visita

En la primera visita se realizará una extensa evaluación de la conducta adictiva: primer contacto con la sustancia, inicio del consumo regular, tipos de drogas que se han consumido, intentos previos fallidos para dejar las drogas, tratamientos recibidos, y con sumo actual. En las adicciones sociales se realiza el mismo proceso de evaluación.

Nuestro centro dispone de un procedimiento de detección de sustancias psicoactivas en orina para un amplio número de drogas. En la mayoría de casos el control analítico periódico es un requisito indispensable para el mantenimiento del tratamiento.

El profesional le explicará también como se originan y se mantienen las adicciones e informará a los familiares de cómo actuar con el paciente ante las situaciones difíciles.

Recuerde, nuestros objetivos durante la primera consulta serán:

1. Un diagnóstico preciso.
2. Que el paciente y sus familiares entiendan el origen y mantenimiento de la adicción.
3. Elaborar un plan de tratamiento específico.
4. Informar a la familia de cómo debe tratar al paciente y qué hacer ante determinadas situaciones.

El tratamiento

El primer objetivo del tratamiento es que la persona con una adicción asuma que tiene un problema y precisa tratamiento. El tratamiento se va a orientar inicialmente a que la persona consiga la abstinencia. Aquí va a variar el abordaje según se trate de una persona dependiente del alcohol, la nicotina, cocaína o Internet.

En la mayoría de casos el primer objetivo será la desintoxicación. Posteriormente, se pasa al proceso de deshabituación psicológica. Este es el proceso más largo, importante y complejo del tratamiento. No es infrecuente conseguir la abstinencia temporal y recaer a las pocas semanas. En este sentido la deshabituación psicológica pretende conseguir que la persona dependiente de una sustancia psicoactiva o de una conducta adictiva sea capaz de afrontar la abstinencia. Para ello entrenamos a nuestros pacientes en la adquisición de habilidades de afrontamiento necesarias para vivir sin la adicción. El objetivo último es el de generar un nuevo estilo de vida en el paciente en el que no se incluya la conducta adictiva.

 

Psicologo Madrid

Descarga el dossier informativo

Introduce tu e-mail y te enviaremos sin coste un dossier informativo sobre este trastorno.

Solicita más información

sin compromiso

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies