Por qué el contacto físico y social es tan importante

La imposición del aislamiento socialAislamiento social - psicologo madrid

La necesidad de mantener un riguroso aislamiento social durante estos días es una de las medidas clave de la cuarentena que ha sido impuesta y una de las más necesarias para el éxito en la lucha contra el virus que ataca a nuestra sociedad estos días.

Sin embargo, son ya más de cinco semanas las que lleva en funcionamiento el confinamiento de la población en sus casas y, por consiguiente, más de cinco semanas en las que el contacto social es prácticamente inexistente. Algo que, dada nuestra naturaleza de seres sociables, puede afectarnos y traer consecuencias negativas sobre nuestro estado de ánimo y salud en general.

¿Cómo nos afecta este aislamiento social?

Al ser seres sociables, es normal que el confinamiento traiga consecuencias negativas sobre nosotros

Estar aislados significa dejar de relacionarnos con los demás y con nuestro entorno. Lo que implica de dejar de recibir los estímulos que el cuerpo y el cerebro están acostumbrados a recibir al relacionarnos con las personas. Esto puede traer ciertas consecuencias negativas para el bienestar, tanto mental como físico, de las personas. Por un lado, pueden aparecer sentimientos de tristeza, depresión y soledad, que afectarán y harán que se vea dañada, sobre todo, la autoestima. Y, por otro lado, este aislamiento, puede tender a generar cierto distanciamiento o desconexión emocional hacia las relaciones, objetos y actividades diarias. Es decir, es en cierto modo un enfriamiento emocional que conlleva perder la ilusión y las ganas por disfrutar de las cosas que hasta ese momento causaban placer, alegría y bienestar.

Aislamiento social - psicologo madridLa importancia del contacto físico 

Una de las cosas más notables que ha traído el coronavirus y el confinamiento, es el hecho de hacernos más consientes de la importancia que tiene el contacto físico en el día a día de nuestras vidas. Se trata de algo que influye determinantemente en el desarrollo de nuestro bienestar. Contribuye a mejorar el estado de ánimo, aportando felicidad, alegría y una sensación de plenitud emocional. De hecho, se ha demostrado que al dar abrazos, besos, la mano etc. el cerebro libera una mayor cantidad de oxitócica y endorfinas, las hormonas de la felicidad.

¿Se podrá recuperar la normalidad en las relaciones? 

El contacto físico es algo que se irá recuperando poco a poco con el tiempo
Aislamiento social - psicologo madrid

En el periodo posterior a la pandemia, el mayor de deseo de todos será poder recuperar el contacto y abrazar de nuevo a nuestros seres queridos. Sin embargo, es importante mentalizarse de que lo más probable es que en un principio se tengan que buscar otras formas de proporcionarnos ese cariño. Es decir, si sigue siendo necesario mantener una distancia estipulada de seguridad, es importante adaptarnos y encontrar otras maneras diferentes de expresar ese afecto. Como, por ejemplo, mediante las palabras o las sonrisas.

Al volver a la normalidad, muchas de nuestras costumbres se habrán visto modificadas o alteradas. Y en mayor o menor medida muchas personas vivirán con cierto miedo debido al sentimiento de falta de seguridad. La sensación de peligro al contagio por el coronavirus no desaparecerá de forma inminente. Lo que impedirá a la población recuperar la completa normalidad y nuestra forma de vida como la conocíamos antes.

Habrá un sentimiento generalizado de no poder relajarse o bajar la guardia. Por lo tanto, habrá que tener paciencia y entender la complejidad de la situación. Las relaciones se recuperarán, pero necesitarán tiempo para ello.

aislamiento social - psicologo madrid Cómo explicárselo a los niños

Cuando todo acabe, será importante hablar con los niños desde la confianza y la esperanza. Por lo tanto, a la hora de comunicarles que todavía no se puede mantener el contacto físico con lo demás de la forma en que se hacía antes habrá que hacerlo con cierto tacto. Es importante hacerles entender que es algo que se hace para garantizar tanto nuestra protección como la de los demás (seres queridos, amigos, etc.). Aunque siempre manteniendo un tono esperanzador para que no se desanimen y explicarles que se trata de algo que no durará para siempre y que con el tiempo, todo volverá a la normalidad.

 

Autor: Equipo Clínico Instituto Madrid de Psicología


Contamos con centro en Madrid y Barcelona. Puede contactar con nosotros a través de los siguientes teléfonos: 
Madrid 📞 91 091 4383 | Barcelona 📞 93 100 4963
En caso de no poder acudir a ninguno de nuestros centros, podrás realizar la consulta por videollamada.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×