Terapia de pareja: ¿si o no?

Tomar la decisión de acudir a terapia de pareja no es algo fácil para la mayoría de personas. Suele verse como algo negativo, que genera vergüenza y que implica mostrarse, de algún modo, vulnerable. Para muchas parejas resulta incluso humillante y un signo de fracaso, ya que implica admitir que no son capaces de resolver los problemas por si mismas. Además de tener la errónea concepción de que cuando se acude a terapia de pareja es porque la relación está «acabada».

En nuestro centro somos conscientes de ello, por eso queremos explicar qué es realmente la terapia de pareja, cómo puede servir de ayuda y cuando se debe acudir, para tratar de desestigmatizarla y cambiar la concepción que se tiene de ella.

Los problemas de pareja son algo normal y por lo que pasan la mayoría de relaciones. En ocasiones no tenemos los recursos necesarios para poner solución a los conflictos que pueden surgir en las relaciones de pareja y es completamente normal. Por lo que pedir ayuda a un profesional que sí los tiene también lo es. 

¿Funciona realmente la terapia de pareja?

terapia de pareja - psicologo madrid

Por lo general, cuando una pareja decide dar el salto y comenzar una terapia, lo más probable es que lo hagan como último recurso después de haber intentado todo lo posible para que la relación saliese adelante. Y este es uno de los errores que más se suelen cometer y que más reduce la eficacia de las terapias de pareja. Aún así, existe un gran porcentaje de parejas en las que tienen éxito y son efectivas.

Sin embargo, para que haya más posibilidades de que funcione y sea más productiva, es esencial acudir cuando se detecta el problema y no cuando este se ha afianzado más en la relación. Además, para sacarle el máximo rendimiento se necesita un gran compromiso y acuerdo por parte de ambos miembros de la pareja. Es decir, se ha de continuar la terapia hasta el final y cumplir con todas las recomendaciones de los profesionales. Solo así será realmente efectiva.

Cuándo se debe acudir a terapia de pareja

terapia de pareja - psicologo madridUno de los mitos más populares acerca de acudir a terapia de pareja, es que cuando se toma esta decisión, se hace porque la relación está acabada. Es decir, se tiene la creencia de que “las cosas deben arreglarse en casa y sino no hay solución”.

En general se suele acudir cuando ya existe un gran problema alargado en el tiempo. Sin embargo, cuando la terapia realmente es más efectiva es al principio del problema, cuando somos conscientes del malestar y antes de que la relación esté malgastada. Con ello conseguiremos generar ciertas claves y recursos para evitar que el problema actual se haga mayor, así como para ser capaces de detectar a tiempo y prevenir la aparición de futuros problemas.

Algunos de los causas más comunes por los que las parejas suelen acudir a terapia son:

      • Problemas de comunicación
      • Crisis puntuales
      • Discrepancias en toma de decisiones
      • Problemas con los hijos
      • Problemas en las relaciones íntimas
      • Infidelidades

Existen muchos motivos diferentes por los que puede ser necesario acudir a un profesional. Sin embargo, y sin tener en cuenta la naturaleza de la consulta y el momento en el que se decida acudir, el objetivo base de la terapia es que cada miembro de la pareja desarrolle su crecimiento personal para poder re-establecer la relación.

«Y si ya hemos decidido darnos un tiempo, ¿sigue siendo recomendable la terapia de pareja?»

Muchas parejas piensan que si han llegado al punto de darse un tiempo ya no hay vuelta atrás. Sin embargo, a veces ser capaces de poner nuestra relación en pausa puede ayudarnos a no ponerle fin. Es una oportunidad para ver la relación desde otra perspectiva, con más tranquilidad, y para reflexionar y conectar con uno mismo. 

Por ello, acudir a terapia de pareja puede ayudar a llevar ese tiempo de una manera más sana y productiva.

terapia de pareja - psicologo madrid¿Qué pasa si mi pareja no quiere acudir pero yo si?

Una relación de pareja es cosa de dos. Por lo tanto, normalmente es más conveniente que ambos miembros de la pareja estén convencidos de acudir a terapia y quieran colaborar en mejorar la relación.

En caso de no ser así, es muy importante no presionar a la otra persona, aunque puede ser conveniente expresar los beneficios que tendría acudir juntos y la forma en qué podría mejorar la relación para intentar hacerle cambiar de opinión.

Aun así, si uno de los miembros no quisiera asistir, el profesional también puede ayudar al miembro implicado. Pues, como hemos comentado anteriormente, el primer paso para re-establecer la relación de pareja es trabajar a nivel personal. Ya que un cambio en nuestro comportamiento se va a ver reflejado en el funcionamiento general de la relación.

Muchas veces ver estos cambios personales acaba motivando a la otra persona a unirse a la terapia.

 

Autor: Equipo Clínico Instituto Madrid de Psicología


Contamos con centro en Madrid y Barcelona. Puede contactar con nosotros a través de los siguientes teléfonos: 
Madrid 📞 91 091 4383 | Barcelona 📞 93 100 4963
En caso de no poder acudir a ninguno de nuestros centros, podrás realizar la consulta por videollamada.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×