Trastorno por ansiedad generalizada (TAG)

Aprender a preocuparse sin sufrir

Cuando sufres por todo

La característica esencial del TAG (Trastorno por Ansiedad Generalizada) es la preocupación excesiva acerca de diversos problemas de la vida. Podemos definir a los pacientes con ansiedad generalizada como sufridores crónicos, frecuentemente están preocupados por algo. Las personas con TAG parecen incapaces de liberarse de sus preocupaciones, a pesar de ser conscientes de que su ansiedad es más intensa de lo normal. Estos pacientes nos relatan que siempre están preocupados por algo y que cuando una preocupación se soluciona aparece una nueva. Suelen preocuparse por los hijos, el dinero, el trabajo o la salud sin que verdaderamente existan elementos que justifiquen su elevado nivel de preocupación. No se pueden relajar, se asustan con facilidad, y tienen dificultades para concentrarse. Con frecuencia, tienen problemas para dormir o para mantener el sueño. Los síntomas físicos que con frecuencia acompañan la ansiedad incluyen fatiga, dolores de cabeza, tensiones musculares y dolores, dificultad para tragar, temblores, tics nerviosos, irritabilidad, transpiración, náuseas, mareos, necesidad de ir al baño con frecuencia, sensación de falta de aire, y repentinos acaloramientos. Cuando sus niveles de ansiedad son moderados, las personas con TAG pueden funcionar socialmente y mantener un trabajo sin problemas. En los casos más graves la sintomatología de ansiedad puede llegar a ser incapacitante. Además no es extraño qua las personas con TAG puedan desarrollar dependencia a alguna sustancia como el alcohol o los ansiolíticos, especialmente cuando el trastorno lleva muchos años de evolución. Por otro lado también pueden asociarse otros trastornos de ansiedad como crisis de pánico o síntomas depresivos.

El TAG acostumbra a ser un trastorno que se consulta cuando lleva ya varios años de evolución. Sin embargo en la inmensa mayoría de casos el TAG puede ser tratado con éxito si se aplica un programa basado en técnicas de terapia cognitiva.

¿Por qué es crucial acudir a un especialista?

En la primera visita el especialista realizará una exploración de la sintomatología de ansiedad tanto a nivel psicológico como físico. Se evaluarán síntomas cognitivos como su tendencia a preocuparse por las cosas, si tiene dificultad para controlar las preocupaciones, si es una persona aprensiva, si tiene la sensación de estar ansioso con frecuencia. Por otro lado se explorarán qué síntomas fisiológicos presenta como por ejemplo contracturas musculares, dolores de cabeza frecuentes, bruxismo (apretar las mandíbulas), cansancio físico, sudoración, mareos, etc. y la frecuencia e intensidad de los mismos. Esto nos permitirá establecer las prioridades en el tratamiento, intentando eliminar primero los síntomas más incómodos.

También es importante en esta visita que entienda porque se produce su estado casi constante de ansiedad, nerviosismo o preocupación y elaborar un plan de tratamiento.

El tratamiento

Nuestro tratamiento está basado en las técnicas cognitivo-conductuales que disponen de una amplísima evidencia de su eficacia en el tratamiento del TAG.

El psicólogo le ayudará a detectar las situaciones que disparan sus estados de preocupación y le ayudará a modificar los patrones de pensamientos catastrofistas que su mente “fabrica” ante estas situaciones. Estos patrones de pensamiento son involuntarios y no dependen de usted (si así fuera ya no tendría un TAG) y no basta con no querer tenerlos. Solo las terapias cognitvas producen cambios estables en su mente que eliminarán el TAG.

 

Psicologo Madrid

Descarga el dossier informativo

Introduce tu e-mail y te enviaremos sin coste un dossier informativo sobre este trastorno.

Solicita más información

sin compromiso

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies